Comida artística

La comida en el arte siempre ha estado presente. En sus inicios aparecía en forma de bodegones, que son composiciones pictóricas de comida y utensilios de cocina también llamadas naturaleza muerta.

La palabra bodegón proviene del español, sin embargo, las primeras manifestaciones de estas pinturas se encuentran en el Antiguo Egipto. Los egipcios creían que las representaciones de los alimentos cobraban vida en el más allá, de ahí que las incluyeran en las tumbas.

Al comienzo, los bodegones, eran una ínfima parte de elaboraciones superiores y estaban considerados un tema menor, sin importancia. Con el paso del tiempo, y con la reforma de Lutero, adquirieron un valor aparte por no poseer temática religiosa o bélica.

En España, el maestro por antonomasia del bodegón es el discípulo de Blas de Pardo, Juan Sánchez Cotán que, a pesar de la reducida variedad de obras, ha pasado a la posteridad como el precursor del bodegón español, ya que es el primer artista documentado en este campo.

Caravaggio es considerado el creador del bodegón. En el se aprecian las características que posteriormente incorporarán los pintores de naturalezas muertas como el realismo, la colocación de los objetos o los juegos de luces y sombras, que ayudaban a los maestros a trabajar las composiciones y los colores. Si bien estos aspectos son muy repetidos existen artistas que obvian por completo los orígenes del bodegón otorgándoles su seña propia como el caso de Van Gogh o Picasso.

No obstante, los cuadros con temática alimentaria no se quedan solo en el tradicional bodegón, aunque es lo que más abunda. A lo largo de los años múltiples pintores de todo el mundo han elegido este tema como centro de sus cuadros. Así encontramos artistas de todo el mundo que han seleccionado este tema como pieza clave de algunas sus obras como Luciano Ventrone, Ambrogio Figino, Dalí,  y Velázquez entre otros.

Diego-Velázquez-Almuerzo-de-campesinos-Comida-de-pícaros-1618.19-Budapest
Almuerzo de campesinos, Diego Velázquez. Fuente: Wikipedia

Pese a que la alimentación se incluye en obras como elemento complementario o por sí sola, como hemos visto en los bodegones, no suele ser el tema predilecto de los pintores. Sin embargo la mayoría de los que eligen incluirlo en sus cuadros hacen un tratamiento soberbio de dichos objetos llegando a dar la sensación de estar contemplando una fotografía o de captar lo que pretende transmitir el autor.

Fuentes:

Cincuentopía. (2015). Los orígenes del bodegón en España en el Museo del Prado. Recuperado el 2018/05/05

Cocinea. (2017). Cuadros gastronómicos para abrir el apetito (cultural). Recuperado el 2018/05/05

Ecured. (s.f), Bodegón. Recuperado el 2018/05/05

El Museo del Prado. Recuperado el 2018/05/05

Europeana. (2017). Bodegón de caza, hortalizas y frutas | Juan Sánchez Cotán. Recuperado el 2018/05/05

Fundación Salvador Dalí [2014]. La cesta de pan. Recuperado el 2018/05/05

Mazzino, A. (2011, abril 13). Naturaleza muerta con limones, naranjas y una rosa: Francisco de Zurbarán 1633. Recuperado el 2018/05/05

Ramos Martín, L. (2015). Historia del bodegón. Recuperado el 2018/05/05

[Sanz, A]. (2018). La comida en el arte, una mirada a través de cuatro siglos. Descubrir el arte. (2015). Recuperado el 2018/05/05

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s