Los Hernandos

Los artistas españoles no solo han trabajado dentro del territorio nacional. Algunos de ellos no solo tienen una gran notoriedad en el extranjero sino que han colaborado con otros grandes de su gremio. Este es el caso de Hernando de Llanos y Hernando o Fernando Yáñez de la Almedina. Ambos pintores manchegos fueron los máximos exponentes del renacimiento en España.

Flagelación, Hernando de los Llanos
Flagelación Hernando de Llanos. Fuente: Museu de Belles Arts de València

Gracias a los discípulos de da Vinci las técnicas renacentistas, como el sfumato, que se basa en difuminar tanto los contornos como los tonos para que no se aprecien las pinceladas, o la perspectiva aérea, que tiene en cuenta el aire entre el espectador y la propia pintura, llegaron a España. Tras su estancia con el maestro Leonardo da Vinci, ambos pintores regresaron a España y se asentaron en diferentes lugares de la península desarrollando sus obras durante el primer cuarto del s. XVI, en Valencia y en Murcia.

Llanos-desposorios
Dios padre Bendicente y Los desposorios, Hernando de Llanos. Fuente: Wikipedia

Hernando de Llanos eligió como destino Valencia y Murcia, donde llegó a ser uno de los pintores más importantes. Entre sus muchas obras encontramos una serie de tablas que serán la pieza clave de la exposición Signum, sobre el Renacimiento en la Región de Murcia. Dicha exposición se celebrará en Caravaca de la Cruz. Esta no sería posible sin la intervención del restaurador Manuel Sánchez. Otras obras destacadas del pintor fueron Dios Padre bendicente y Los desposorios, conservadas en el museo diocesano de Murcia.

Esta obra ha suscitado gran revuelo ya que siempre se han considerado parte de la misma pieza. No obstante tras un gran estudio se ha comprobado que la parte superior del trabajo, Dios Padre bendicente, posee 8 centímetros más de ancho que la tabla lo que ha creado la duda de si son parte de un mismo conjunto o por el contrario son dos piezas diferentes unidas por una persona ajena ocultando la medida de las partes gracias al marco.

Por su parte Fernando Yáñez de la Almedina se asentó en Valencia y ciudades próximas. Aquí realizó trabajos que hoy día pueden contemplarse en el Museo de Bellas artes de Valencia o en la Catedral de Cuenca. Este pintor realizó para la catedral de Valencia una serie de tablas que representan escenas de la pasión, entre ellas Ecce Homo, la Aparición de Cristo resucitado a la Virgen, San Antonino de Florencia y San Vicente Ferrer, y la Virgen, el Niño y Santa Ana con San Bernardo en éxtasis, que pueden ser visitadas casi todas en el museo mencionado (salvo dos que son de titularidad privada).

 

Estos talentosos artistas han pasado sin pena ni gloria. Si bien es cierto que el renacimiento es una época escasa en España, no hay razón para no darle el crédito que merece y apreciar en profundidad las magníficas obras que hasta nosotros han llegado.

Fuentes:

Calero, A. G. (1998). Los Hernandos: Dos glorias del renacimiento casi desconocidos en su tierra. Añil: Cuadernos de Castilla-La Mancha, 6, (15),  36-37. Recuperado el 2018/05/31

Museu de Belles Arts de València. Flagel·lació. Recuperado el 2018/05/31

Ruiz, N. (2017, abril 10). Una obra maestra que vale por dos. La Verdad. Recuperado el 2018/05/31

[Sin autor]. (2017/05/22). Restauran las tablas renacentistas de Hernando de Llanos, pertenecientes al museo de de la Vera Cruz. La opinión de Murcia. Recuperado el 2018/05/31

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s